Desde hace un tiempo he venido observando lo que saben mis hijas de las estaciones del año. A la edad de 3 y 6 años a penas se les comienza a explicar por qué cambian las estaciones, lo que si tienen claro son las principales características de las mismas desde edades muy tempranas, ya que en el colegio y en casa se les suele enseñar dichos conceptos a través de juegos, imágenes, experimentación de campo, etc.

Cuando alguna de estas características de la estación no coincide con la vivencia actual, pues según la edad puede existir negación. Ejemplo: acabamos de entrar oficialmente en primavera, pero “hace mucho frío, no estamos en primavera”, “en las montañas hay nieve”, “aún no hay flores”… Lo que aún no entienden los niños pequeños son los procesos y lo cambiantes que pueden ser las cosas. Lo que es totalmente normal y parte del desarrollo.

“El verano es cuando se va a la playa”, aunque esto no siempre sucede. Otoño: “no hay hojas en el suelo así que no estamos en otoño”, “si es invierno ¿Dónde está la nieve?”.

Disfrutemos estas edades en la que los niños se cuestionan todo desde su lógica que, si nos ponemos a pensar, muchas es una lógica aceptable y con mucho sentido. “¿Por qué está nevando en primavera?” Tratemos de explicárselo como mejor podamos y con toda la naturalidad posible.

Puedes contactar con nosotros en www-conectia-psicologia.es o llamando al 674 241513. Estamos en Calle Puerto Rico, 8A, zona Hispanoamérica / zona Costa Rica, 28016 Madrid. Te ayudaremos con temas relacionados con este artículo o con otros problemas que quieras resolver.

Síguenos en FacebookLinkedin y Twitter.  

fb-concetia