Es normal tener muchas cosas qué hacer, ya sea en el trabajo, en la casa, depende de la situación personal de cada quien. A veces las tareas son más de lo que podemos gestionar justo cuando queremos y nos llegamos a ver desbordados. Esto puede desencadenar en mal humor, ansiedad, estrés que nos afecta tanto a nosotros como a quienes tenemos a nuestro alrededor.

Siempre se dice lo de cada día “tómate un respiro” y olvídate de todo. Lo cual no resulta ser siempre fácil pero hay que hacer el intento para asegurar nuestro bienestar y nuestro rendimiento.

¿Cómo nos podemos tomar un respiro?

Eso depende de qué cosas pueden llegar a despejar nuestra mente. Para algunos:

  • Tomar un café o algo dulce (aunque implique a veces hacerlo a la vez que seguimos con las tareas)
  • Coger el móvil para conversar con alguien o ver las redes sociales
  • Abrir una página de Internet para ver las noticias o nuestro blog favorito o el último vídeo clip de moda
  • Asomarse por la ventana
  • Dar un paseo en la calle, o unas vueltas dentro de donde estemos

Como vemos, algunas desembocar en demasiada distracción que llega a hacernos perder tiempo. Desde Conectia Psicología te proponemos que sea cual sea el respiro que te des, lo hagas con consciencia.

Un truco: Disfruta cada segundo de eso que hagas. Cierra los ojos y piensa en lo que haces. Si es el café, trata de concentrarte y no hacer otra cosa que tomarlo y olerlo, por ejemplo. O simplemente cierra un rato los ojos y siente cómo respiras. Un poco de Mindfulness.

Pon un límite, unos 10 minutos pueden ser suficientes. Así conseguirás aprovechar breve tiempo para relajarte y reanudar las tareas con más energía.

Puedes contactar con nosotros en www-conectia-psicologia.es o llamando al 674 241513. Estamos en Calle Puerto Rico, 8A, zona Hispanoamérica / zona Costa Rica, 28016 Madrid. Te ayudaremos con temas relacionados con este artículo o con otros problemas que quieras resolver.

Síguenos en FacebookLinkedin y Twitter.  

fb-concetia