Muchas veces reflexiono sobre qué es lo específicamente humano que tenemos las personas. Y más, en el contexto actual en que las máquinas, los robots, parecen competir para quitarnos a los hombres algunas de las tareas que hemos ejercido durante años.

El ser humano es una máquina muy muy compleja que se ha ido perfeccionando a lo largo de los milenios. evolucionando y deviniendo en lo que somos ahora. Supervivientes que conseguimos mantenernos con vida cerca de 90 años de media, en contextos culturales que lo permiten.

¿Qué nos hace, a mi modo de ver, tan humanos y tan “robustos” en nuestra fragilidad?

  • Por una parte las emociones. Las diferentes emociones, con sus descargas hormonales, modulan nuestra actividad. Estas emociones son consecuencia de varias cosas que se mezclan: Por una parte, nuestros esquemas mentales, que se han ido formando y perfeccionando desde nuestro nacimiento. Y que son flexibles en su rigidez. Ahí está su potencia. Por otra parte las emociones se basan en nuestras percepciones de lo que sucede a nuestro alrededor; Y estas percepciones, en los humanos, son muy refinadas: a través de todos los sentidos y la interocepción o percepción de las sensaciones internas.
  • Otro aspecto que nos hace humanos es la empatía, basada en un esquema o teoría de la mente, que todos vamos refinando y perfeccionando en nuestro cerebro desde que nacemos, según vamos interactuando con los demás para nuestra supervivencia. Vamos reflejando, en cierta forma, las maneras de actuar y de sentir que vemos en nuestros semejantes. Es nuestra propia debilidad cuando nacemos, la que nos ayuda a cultivar nuestra empatía.
  • El aspecto que nos hace más humanos, en mi opinión, es la consciencia. Esa capacidad de darnos cuenta de lo que estamos haciendo. Esta atención al presente, consciencia, podemos cultivarla mediante el Mindfulness, sus principios y sus prácticas nos ayudarán a ser más humanos, aún reconociendo “la máquina o animal” que es nuestro cuerpo. Esta consciencia nos posibilita “salir” de nuestro yo, abstraernos de nuestras actividades automáticas y ver a dónde nos llevan, ser capaces de coger el timón de nuestras vidas y dirigirnos hacia las situaciones donde sentimos bienestar, elegir nuestro trabajo, nuestras compañías, nuestro lugar de residencia. Y, en aquellas situaciones que no podemos cambiar, aceptarlas y sentirnos bien en ellas.

Puedes contactar con nosotros en www-conectia-psicologia.es o llamando al 674 241513. Estamos en Calle Puerto Rico, 8A, zona Hispanoamérica / zona Costa Rica, 28016 Madrid. Te ayudaremos con temas relacionados con este artículo o con otros problemas que quieras resolver.

Síguenos en FacebookLinkedin y Twitter.  

fb-concetia