En ocasiones anteriores hemos hablado de los paseos conscientes de los sentidos, y la semana pasada comentamos el tema de los beneficios del Mindfulness en los niños y prometimos ir poco a poco publicando más ejercicios y herramientas, por lo que en esta ocasión, y aprovechando que empieza a hacer buen tiempo, os damos algunos trucos para sacar partido a los paseos con niños.

Desde que nacemos, es sabido que el paseo en sí es beneficioso por una razón u otra: cuando somos muy bebés necesitamos que el sol nos ayude a absorber vitaminas, y más adelante a conocer el mundo que nos rodea.

Cuando ya caminamos y en la medida que vamos creciendo, cada vez podemos hacer de estos paseos una forma de conectar con nosotros mismos y nuestro alrededor.

Es tan sencillo como salir a caminar con el único propósito de pasear, y aprovechar para prestar atención a todo.

paseo-ninos2

¿Qué hacer durante el paseo? 

  • El camino: En la medida de lo posible busquemos un camino tranquilo, con árboles y flores, alejados de la carretera. Eso no quita algún día lo hagamos mientras vamos al colegio o a la compra, se trata de estar atentos a lo que ocurre en ese momento sea cual sea.
  • Música para nuestros oídos: En algún momento paremos y cerremos los ojos, escuchemos con atención todos los sonidos y tratemos de imaginarlos y describirlos.
  • ¿A qué huele? En otro momento paremos otra vez y centremos nuestra mente en identificar lo que percibe nuestro olfato: el olor a hierba, a frutas…
  • Viaje interior. Fijémonos en algunos objetos del camino: piedras, palos, flores, árboles… cerremos los ojos y al tocarlos pensemos en su textura, de qué está hecho, cómo lo imaginamos por dentro…
  • ¿A qué sabe? Paremos a tomar un aperitivo o merienda en el césped. Podemos llevar frutas y algún dulce. Pedimos a los niños, y a la vez lo hacemos nosotros, que cierren los ojos mientras saboreamos ese alimento. Tratemos de describir a que sabe, si es suave, si es duro…
  • Veo veo… Este tradicional juego podemos convertirlo también en una herramienta de Mindfulness. Podemos combinar algunas de las actividades anteriores, estando parados contemplando todo e interiorizando objetos podemos jugar a que los niños describan, sin decir qué es, lo que han sentido de lo que han observado, y que los demás tratemos de adivinarlo. Nos explicaría su textura, color, cómo sería por dentro, cómo suena…

paseo-ninos4

Algunos consejos: Busca un momento en el que no haya prisas, desconectemos del teléfono y disfrutemos cada segundo con nuestros hijos.

Desde Conectia Psicología esperamos que os haya gustado este artículo y que lo podáis poner en práctica. Para cualquier duda estamos en conectia-psicologia.es.

¡Buen paseo!