Como comentábamos en el artículo anterior, la persona que sufre un duelo suele pasar por diferentes períodos en los que predomina una emoción:

  • Fase de negación. En ella predomina el embotamiento emocional y, en ocasiones, el miedo. Nos negamos a aceptar la pérdida y la vivimos con miedo por incertidumbre
  • Fase de ira. Es importante señalar que estas fases no tienen por qué presentarse ordenadas con las demás fases, sino que depende mucho de cada persona el momento y forma en que se vive cada fase. En la etapa de ira, la persona se enfada, generalmente con el objeto de pérdida o con el entorno donde se produjo: “¿Por qué nos dejaste?, ¿Cómo la dejaron morir así? Dios no debería permitir estas desgracias, le odio…”
  • Fase de culpa. En estos momentos de duelo, el enfado se traslada a uno mismo, culpándose de no haber sabido proteger bien aquello que se ha perdido, o por no haber sabido disfrutar lo suficiente mientras tuvo la oportunidad. También nos culpamos por nuestro papel en la pérdida, quizá la propiciamos o provocamos nosotros en cierta forma…
  • Fase de depresión. Quizás por esa culpa y seguro que también provocado por darnos cuenta de que ya no tiene remedio, que esa persona ya no volverá a estar con nosotros, nos llenamos de tristeza, sentimos vivamente el hueco que la pérdida ha dejado en nuestra vida, lo sentimos físicamente en nuestro cuerpo.
  • Fase de aceptación. Poco a poco, vamos aceptando la pérdida y nos damos cuenta de que la vida continúa y nos adaptamos a ella, aceptamos el reto de continuar viviendo. Ya vamos siendo capaces de contemplar la pérdida desde una cierta tranquilidad, recordando lo bueno que fue compartir nuestra vida con aquella persona, en aquel trabajo o lugar…

Cuando el paciente viene a nuestra consulta después de una pérdida, ya sea inmediatamente después o quizá pasado meses o años, pues aún no la haya superado, le ayudaremos a entender en qué etapa del duelo se encuentra y a manejar las emociones que corresponden a esa fase. Le ayudamos a ser capaz de ir transitando las diferentes etapas sin quedarse atascado indefinidamente en alguna, hasta llegar a la aceptación de la pérdida, nunca forzando a la persona, acompañando y ayudándola a ser consciente en cada momento.

Puedes contactar con nosotros en www-conectia-psicologia.es o llamando al 674 241513. Estamos en Calle Puerto Rico, 8A, zona Hispanoamérica / zona Costa Rica, 28016 Madrid. Te ayudaremos con temas relacionados con este artículo o con otros problemas que quieras resolver.

Conócenos también a través de nuestras redes sociales. Síguenos en FacebookLinkedin y Twitter.