Uno de los motivos por los que las parejas acuden a terapia de pareja suele ser como causa de una infidelidad por parte de alguno de ellos y el motivo de solicitar ayuda es porque quieren que su relación continúe existiendo y no se rompa. Para que esto ocurra es necesario que el miembro que ha sido infiel cuente lo ocurrido o al ser descubierto lo confirme, pero mantenga clara una postura de continuar con su pareja y que el otro miembro admita el perdonarla por el acto cometido.

Uno de los principales problemas que nos encontramos en esta situación es que la persona que perdona comienza a tener una gran inseguridad hacia su pareja. Normalmente, manifiestan tener determinados comportamientos que antes no tenían como: preguntar a dónde van, o dónde estaban si no llegan a la hora habitual, y hasta la necesidad de tener un cronograma de lo que hace su pareja, produciéndole una elevada ansiedad. Lo que termina generando incomodidad y malestar en el miembro que ha sido infiel aunque manifiesten que comprenden porqué lo hace y, normalmente, ceden a esas exigencias. Otro de los problemas que surgen es que el miembro infiel quiere que el tema de la infidelidad sea borrado y no se mencione en la relación, mientras el otro miembro siente la necesidad de hablar del tema para comprender el porqué.

Todo esto da lugar a una inestabilidad emocional dentro de la pareja, pues el concepto de relación se vive con una elevada ansiedad tanto por el miembro, actualmente, inseguro, como por miembro infiel, dando lugar a una situación que a medio-largo plazo no es sostenible.

 

Puedes contactar con nosotros en www-conectia-psicologia.es o llamando al 674 241513. Estamos en Calle Puerto Rico, 8A, zona Hispanoamérica / zona Costa Rica, 28016 Madrid. Te ayudaremos con temas relacionados con este artículo o con otros problemas que quieras resolver.