¿Qué es Mindfulness?

Mindfulness es un conjunto de ideas y prácticas que conforman una filosofía de vida. Es un modo de vivir la vida cuyo propósito es el bienestar de la persona.

Podemos definir Mindfulness como la concentración de la atención basado en el concepto de la conciencia plena de la meditación. Se basa en valores como no dañar a ninguna criatura, no agredir ni mentir. Se pretende que vivamos plenamente cada instante.

Terapia y Tratamientos de Mindfulness en Madrid

Debido a sus beneficios demostrados, en Conectia Psicología apostamos por las técnicas de Mindfulness, entre otras terapias de tercera generación, en la intervención y tratamientos de ciertos problemas.

Además, ofrecemos la posibilidad de transmitir estas técnicas a través de nuestros cursos presenciales, dirigidos tanto al público en general como a empresas, colegios y otras agrupaciones.

¿De dónde viene?

Estas ideas provienen de prácticas orientales milenarias – que se remonta a hace 2600 años – . Se han recopilado, adaptado, contrastado empíricamente (utilizando el método científico, se ha validado su eficacia), en un conjunto de ideas y prácticas que se han denominado Mindfulness.

¿En qué nos ayuda Mindfulness?

  • Nos centra en el presente. Cuando nuestra mente rumia en el pasado, nos produce depresión. Cuando la mente divaga en preocupaciones futuras, nos provoca ansiedad. Mindfulness nos ayuda a atender plenamente al presente
  • Nos ayuda a vivir sin apego y sin aversión, percibiendo las cosas en puridad y sin prejuicios
  • Contribuye al bienestar de cada persona como individuo y como miembro de un grupo
  • Favorece el autoconocimiento y el control de las emociones
  • Mejora las relaciones con los demás
  • Incrementa la concentración y la creatividad

Ideas para reflexionar

  • Atención al presente. Vivir cada momento presente, con plena atención al mismo.
  • Aceptación, sin juzgar. Descubrir y etiquetar los juicios internos, prejuicios, ideas preconcebidas
  • Ser en lugar de Hacer. En Occidente está muy instaurado el valorar a las personas sólo por lo que hacen. A través de Mindfulness nos centramos más en el Ser. Nos permitimos ratos en los que simplemente estamos “siendo”, sin necesitar hacer nada especial.
  • Responder en lugar de reaccionar. Cuanto más atención ponemos al presente, aprendemos a producir respuestas, meditadas y ejecutadas por nuestra corteza cerebral, más que puras reacciones elicitadas por nuestro sistema límbico primitivo,
  • Todo pasa, todo fluye. Lo bueno y lo malo pasará. Los apegos y aversiones nos conducen al sufrimiento.