Aprovechamos estos días tan fresquitos y la reciente nevada para ponernos en sintonía con el tema de la semana y hablar de lo que se conoce como el “efecto bola de nieve”.

Muchos de nosotros hemos visto en películas, dibujos o documentales, la típica bola de nieve bajando por la montaña nevada, que va creciendo y creciendo hasta ser algo gigantesco. Pues este concepto es aplicado tanto en psicología como en otras áreas como la empresarial y la educativa.

El efecto bola de nieve se relaciona con la motivación y la superación personal: Una bola de nieve empieza pequeña, y por el camino va cogiendo pequeños copos hasta hacerse muy grande, lo que traducimos en que con muchas pequeñas metas podemos conseguir una más grande, siempre que de cada una de ellas obtengas un refuerzo potente.

Se trata de aprovechar cada oportunidad de mejora, por pequeña que sea, y cada esfuerzo, para conseguir un mayor resultado.

Muchas veces a esa pequeña bolita le cuesta arrancar a rodar, y le cuesta adherir sus primeras virutas de nieve, pero poco a poco va adquiriendo velocidad y consigue ser más grande y fuerte.

Reflexionemos sobre nuestra bola de nieve.

Puedes contactar con nosotros en www-conectia-psicologia.es o llamando al 674 241513. Estamos en Calle Puerto Rico, 8A, zona Hispanoamérica / zona Costa Rica, 28016 Madrid. Te ayudaremos con temas relacionados con este artículo o con otros problemas que quieras resolver.

Síguenos en FacebookLinkedin y Twitter.  

fb-concetia