No se trata de un artículo con alguna “receta para la felicidad” ni mucho menos. Más bien, de hablar de pequeños detalles que contribuyen, en pequeñas o grandes dosis, al bienestar del individuo.

Está comprobado que los gestos, los saludos, las sonrisas, las simples normas de cortesía, nos produce este bienestar, aún cuando no nos encontremos en nuestros mejores momentos, cuando el día esté gris, o cuando las prisas de la rutina no nos permitan darnos cuenta. Los días se hacen menos pesados.

Ser amable nos ayuda a tener menos estrés y estar más contentos y de mejor humor. El ver que la otra persona nos responde ese saludo o ese gesto, y que también le produce bienestar, hace que nos sintamos bien con nosotros mismos.

Un por favor, perdón, muchas gracias, hola, cómo estás, buenos días, hasta pronto… nos aporta mucho más que el no hacer nada o hacer lo contrario.

Hagamos la prueba. Son pequeños hábitos del día a día que merece la pena no perder.

Puedes contactar con nosotros en www-conectia-psicologia.es o llamando al 674 241513. Estamos en Calle Puerto Rico, 8A, zona Hispanoamérica / zona Costa Rica, 28016 Madrid. Te ayudaremos con temas relacionados con este artículo o con otros problemas que quieras resolver.

Síguenos en FacebookLinkedin y Twitter.