Hace poco me preguntaba ¿Nos acostumbramos tanto a ciertos sonidos que ya no nos molestan, aunque sabemos que a otros sí? Por ejemplo, el llanto de un bebé en la madrugada… si es tu hijo, aunque te molesta te acostumbras tanto que lo toleras (a veces crees no escucharlo), pero sabes que igual al vecino le puede despertar y resultarle una pesadilla… Y me puse a pensar, que de todos modos, hay personas que son más sensibles a ciertos sonidos que el resto. Sonidos, que no son como el ejemplo que acabo de poner de un llanto de bebé, que es un sonido alto, como puede ser una batidora a la hora de la siesta, o el aspirador, o taladros de obras en la calle… me refiero a cualquier sonido independientemente de su intensidad. Hay quienes no soportan escuchar cómo mastica la persona que tiene al lado, o simplemente las gotas de lluvia caer.

Suena un poco exagerado, pero sí, resulta que existe un trastorno llamado Misofonía, que impide tolerar algunos sonidos cotidianos: como masticar, respirar, los clics, algunas voces.

Quienes lo padecen, suelen tenerlo desde la infancia y se va agravando. Una consecuencia a largo plazo puede ser incluso el aislamiento social, ya que se suele evitar estar presentes en situaciones donde pueda escuchar esos sonidos no deseados, no van a reuniones con amigos, le agobian los transportes públicos, etc. Prefieren estar solos, porque aunque también parezca raro, sus propios sonidos no suelen molestarles. Por lo general, una persona con Misofonía siente ira, miedo, pánico, terror o angustia en el momento que está en contacto con determinado ruido, o cuando prevén una situación de “peligro” futura.

Este trastorno es solo uno de los muchos temas relacionados con los sonidos, ya que existen incluso hasta tipos de fobias, y también el llamado oído selectivo (que aunque no es un problema, es un dato curioso que da de qué hablar).

Puedes contactar con nosotros en www-conectia-psicologia.es o llamando al 674 241513. Estamos en Calle Puerto Rico, 8A, zona Hispanoamérica / zona Costa Rica, 28016 Madrid. Te ayudaremos con temas relacionados con este artículo o con otros problemas que quieras resolver.

Síguenos en FacebookLinkedin y Twitter.