Hace unos días se celebraba el día mundial del agua, pasó casi desapercibido. Creo que en España nos hemos acostumbrado a tener el agua a nuestra disposición siempre y a un precio asequible.

Piensa en la importancia del agua. Desde la mañana a la noche estamos en contacto con ella. Te levantas por la mañana y te duchas (utilizando una gran cantidad de agua) en un acto que haces, generalmente, de forma casi inconsciente, en piloto automático. Os invito a ducharos con consciencia, poniendo atención a las sensaciones que nos produce el agua al resbalar por nuestro cuerpo.

En el aseo corporal utilizamos agua, también lavamos ropa y utensilios tantas veces como queramos, usando lavadora, lavavajillas, pero sobre todo… agua. Pulsamos un botón y, mediante agua, desalojamos nuestros desperdicios malolientes en el inodoro.

En cada comida del día, el agua forma parte principal. Desde la jarra con agua que preside la mesa, pasando por que es agua el componente principal de los alimentos, hasta la preparación de los platos, muchas veces mediante cocción, utilizando agua añadida o la propia de cada alimento.

Durante nuestro trabajo, utilizamos agua constantemente, bebemos y vamos al servicio con frecuencia, también respiramos continuamente y el aire contiene cierto grado de humedad, agua, y si no la proveemos al aire mediante humidificadores.

Cuando caminamos, también cuando comemos, vamos olfateando el ambiente y los olores se transmiten gracias a la humedad del aire. Te invito a que, cuando bebas un vaso de agua, te pares a disfrutarlo de forma consciente: Cómo el agua pasa por tu boca, refrescándola, por el esófago y se aloja en el estómago. Cómo te va saciando e hidratando.

El agua es el bien más preciado que tenemos. En el desierto, después de un día sin agua, seguro que cambiaríamos un pedazo de oro por un vaso de agua. Es bueno ser consciente de ello y valorarla, no malgastarla en lo posible.

Cuando un paciente viene a mi consulta, siempre le ofrezco antes de entrar un vaso de agua. Es, además de un gesto de cortesía, un símbolo. Les ofrezco algo que ya tienen, así como será el propio paciente quien tiene en sí mismo las herramientas para su curación. Con el gesto de ofrecerla, lo hago explícito: tienes al alcance de tu mano las herramientas, el agua te ayuda a hablar, contar tus problemas, que van fluyendo como el agua a través de tu cuerpo.

Puedes contactar con nosotros en www-conectia-psicologia.es o llamando al 674 241513. Estamos en Calle Puerto Rico, 8A, zona Hispanoamérica / zona Costa Rica, 28016 Madrid. Te ayudaremos con temas relacionados con este artículo o con otros problemas que quieras resolver.

Conócenos también a través de nuestras redes sociales. Síguenos en FacebookLinkedin y Twitter.