¿Crees que nacemos con un propósito o una misión? Desde mi punto de vista, la misión para la que nacemos es la supervivencia y la procreación. Pienso que estamos genéticamente preparados para ello, por la evolución. Para esta “misión” no hace falta que nos esforcemos, sino que la motivación para alcanzarla está grabada en nuestra genética y, salvo errores, nos va guiando en nuestras actuaciones, toscamente.

Fuera de esto, el propósito de cada uno en la vida, el sentido de la misma, creo que somos nosotros mismos los que nos lo proponemos, e incluso vamos incorporando nuevos propósitos según vamos creciendo. Muchas personas viven con el propósito de criar y cuidar a sus hijos o mantener viva la llama de una persona amada.

Otras personas encuentran su principal motivación en su trabajo, la empresa que crean, la labor que desempeñan, pensando en su repercusión en la sociedad, o incluso en su propio desarrollo profesional.

Como psicólogo, me encuentro con muchas personas que tienen problemas relacionados con el sentido de su vida.

  • Algunas personas se sienten culpables por no saber encontrar el “verdadero sentido” de su vida, o también culpables por no saber cumplir con el supuesto sentido de su vida, que no ha sido elegido por ellos sino impuesto por la sociedad. No han sabido creer en el sistema cultural en que están implícitos, en su religión, sus normas, su estilo de familia, etc.
  • Otras muchas personas vienen a mi consulta con crisis vitales: Se ha roto su matrimonio, les han echado de una empresa donde habían desarrollado su carrera profesional, ha fallecido una persona muy importante en su vida, sus hijos se han hecho mayores y ya no necesitan de sus cuidados… Estas personas ya no encuentran sentido a sus vidas, pues el propósito principal que se habían fijado ya no existe, está cumplido, o sencillamente, ya no les motiva.
  • En otros casos, algunas personas nunca han encontrado un verdadero sentido o propósito en su vida.

Sea cual sea tu caso, es normal que te puedas sentir mal si buscas un propósito o sentido alejado de tus posibilidades. Sabemos que tener un sentido nos ayuda y motiva para seguir viviendo, pero este sentido debe ser elegido por nosotros y realmente querido; si es posible, es preferible tener varios motivos para vivir y siempre recordando el principal: Nosotros mismos y nuestra supervivencia: ¡Querernos!

Puedes contactar con nosotros en www-conectia-psicologia.es o llamando al 674 241513. Estamos en Calle Puerto Rico, 8A, zona Hispanoamérica / zona Costa Rica, 28016 Madrid. Te ayudaremos con temas relacionados con este artículo o con otros problemas que quieras resolver.