La encopresis es una defecación involuntaria por parte del niño, que da lugar a que el menor manche la ropa. Suele ocurrir cuando el menor lleva un tiempo reteniendo las heces y se produce una pérdida de heces líquidas que son las que manchan la ropa interior del menor. Suele comenzar a producirse a partir de los 4 años cuando el menor ya ha aprendido a utilizar el inodoro y a defecar en él.

Dicho problema puede deberse a estreñimiento crónico y, por tanto, el menor será tratado a través del pediatra con medicación para intentar mitigar dicho estreñimiento pero otras veces, es consecuencia de problemas emocionales. En este último caso, el menor se produce un daño físico como consecuencia de dificultades emocionales por las que está pasando y a las cuales no sabe hacer frente.

En consulta nos encontramos con padres que acuden preocupados y desesperados con sus hijos por esta situación y habiendo pasado ya por especialistas médicos que han descartado que tenga una etiología orgánica. Al hablar con ellos, suelen manifestarnos algún cambio vital de cierta importancia en el menor pero también observamos una falta tanto de rutina como de higiene en los hábitos del menor. Por ello, el menor no solamente se encuentra ante una situación vital nueva (cambio de colegio o de residencia, divorcio de los padres, un nuevo hermano, etc.), la cual modifica el entorno en el que había vivido hasta ahora, sino además, carece de unas rutinas que mantener en el nuevo entorno. Lo que termina generando un malestar emocional en él que debido a su temprana edad no sabe manifestar verbalmente.

 

Puedes contactar con nosotros en www-conectia-psicologia.es o llamando al 674 241513. Estamos en Calle Puerto Rico, 8A, zona Hispanoamérica / zona Costa Rica, 28016 Madrid. Te ayudaremos con temas relacionados con este artículo o con otros problemas que quieras resolver.